Preguntas frecuentes


En este apartado podrá encontrar preguntas que nos suelen hacer nuestros pacientes. Recuerde que ninguna de esta información sustituye a la consulta de un profesional.

Odontología, Ortodoncia y Cirugía dental


De forma general, hay que visitar al dentista entre una y dos veces al año para comprobar si los dientes, o los tratamientos que puedan llevar, están en buen estado. El proceso de desarrollo de la caries, sarro y otras dolencias es relativamente lento, por lo que los controles periódicos ayudan a mantener una boca sana.
Sí. No tratar la caries en dientes de leche puede acarrear problemas en la dentición definitiva, ya que perder de forma temprana un diente de leche puede provocar pérdida de espacio para la erupción de los dientes permanentes provocando así problemas tales como apiñamientos y maloclusión, llegando incluso a no tener espacio para erupcionar en boca quedando retenidos dentro del hueso.
No sólo puede sino que debe ir al dentista. Con el embarazo aumenta el riesgo de que su salud bucodental se vea afectada debido a los cambios que se producen durante la gestación. Por tanto, es muy recomendable que las mujeres embarazas acudan al dentista para asegurarse de mantener la boca sana.
Existen muchas causas por la que se puede producir sangrado en las encías, pero lo más frecuente es la acumulación de placa bacteriana -lo que se conoce como gingivitis-, provocada por un cepillado deficiente. Una encía sana no debe sangrar; si lo hace, acuda al dentista, puesto que una gingivitis no tratada puede evolucionar a patologías más graves con consecuencias irreversibles para los dientes.
Los aparatos de ortodoncia generan fuerzas tendentes a mover los dientes, por lo que en los primeros días tras su colocación pueden aparecer molestias, en la mayor parte de los casos leves, que remiten fácilmente con un analgésico.
Además, durante el proceso de adaptación al aparato, podrían aparecer aftas o pequeñas llaguitas que cicatrizan en cuestión de días y que se tratan también con facilidad.
En una o dos semanas estarás totalmente habituado al uso de aparatos.
No hay una edad óptima para el comienzo de un tratamiento de ortodoncia. El momento oportuno deberá ser decidido por un ortodoncista y dependerá de factores como la severidad del problema, etapa del crecimiento óseo, erupción de los dientes, capacidad de cooperación de paciente, etc.
Al terminar un tratamiento de ortodoncia, colocaremos diferentes aparatos para procurar la contención de los dientes y evitar así que se muevan. Su uso será indicado por su ortodoncista en el momento de su colocación .
A la hora de comer hay que tener ciertas precauciones, intenta evitar los alimentos duros. Durante todo el tratamiento recomendamos evitar cortar con los dientes anteriores y morder solo con los posteriores.
Los implantes dentales son aditamentos, como raíces artificiales, fabricados habitualmente de titanio, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa. Tras su colocación dentro del maxilar o de la mandíbula sirven para dar soporte a los nuevos dientes artificiales que irán unidos a ellos.
Por regla general, en los adultos no existe contraindicación por edad a la hora de colocar un implante. Sin embargo, no es aconsejable colocarlos en jóvenes que aún no han terminado el desarrollo óseo, porque el implante, como es lógico, no crece con el hueso, con todos los problemas que eso conlleva.
Los procedimientos quirúrgicos del tratamiento con implantes se realizan habitualmente con una molestia mínima o nula. En la gran mayoría de las ocasiones se realizan bajo anestesia local, igual que otros muchos tratamientos odontológicos y sólo se percibe el ruido de los instrumentos y sensaciones de presión o "runruneo" en la zona. En el postoperatorio puede presentarse una molestia ligera al cesar el efecto de la anestesia, aunque ocasionalmente podría ser más intensa. Sólo en algunas personas con especial predisposición puede presentarse, habitualmente a partir de las 24 horas de la intervención, inflamación de la zona operada.
Depende de la causa de la pérdida de los dientes y de la valoración del especialista.
Habitualmente es aconsejable esperar un tiempo antes de la colocación del implante. En estas situaciones, cuando el caso lo requiere por necesidades estéticas o funcionales, se puede confeccionar una prótesis provisional, fija o removible que le permita sobrellevar el tiempo de espera de forma confortable.

Fisioterapia y Osteopatía


Puede pedir cita llamando al teléfono 968 12 39 54 o enviando un correo electrónico a cita-previa@clinicaconesa.com
Por supuesto puede acudir a tratamientos de fisioterapia y osteopatía si no existe contraindicación médica. De hecho, tratamos muchos problemas derivados del embarazo, sobre todo dolores de espalda, pero no debe olvidar comunicárselo al fisioterapeuta.
La duración de la sesión suele oscilar entre 45 min. y una hora, aunque siempre dependerá del paciente y el tratamiento. Durante la sesión se le irá informando sobre el tiempo que necesitará ya que depende de cada persona, el tratamiento siempre es individualizado y se le dedicará el tiempo que requiera.
Es recomendable acudir al fisioterapeuta y osteópata como medio de prevención. Debido al estrés diario, el aumento del sedentarismo y las posturas inadecuadas adoptadas a lo largo del día suele ser conveniente que los pacientes que ya hayan sufrido dolores o molestias realicen sesiones como método de actuación para la prevención de futuras lesiones.
La ropa debe ser cómoda y holgada para que no le impida efectuar diferentes movimientos.
Es conveniente aportar informes médicos, prescripciones y todas las pruebas diagnósticas que se haya realizado como pueden ser radiografías, resonancias, TAC, ecografías… y toda aquella información que nos pueda servir para poder estudiar su lesión con mayor precisión.
Si normalmente utiliza alguna ayuda técnica (plantillas, faja, corsé…) es recomendable que la traiga para poder valorar y explorar de forma efectiva.
No trabajamos con ninguna compañía privada de seguros de salud. En cualquier caso, algunos seguros de "libre elección médica" o "seguros de reembolso" permiten que el paciente asista a la consulta. Consulte con su compañía si tiene esta opción.
Hay una creencia popular sobre que la fisioterapia es muy dolorosa, cuando no debe de ser siempre así.
En la mayoría de ocasiones elegimos técnicas no dolorosas y muy efectivas para solucionar el problema de cada paciente y para que recuperar su salud sea de la manera más agradable posible.
En algún momento puede ser que alguna técnica duela, y en estos casos será avisado por el fisioterapeuta, ya que dependiendo de la lesión y la zona a tratar a veces es inevitable.
Tenemos bonos especiales para pacientes que necesiten venir en varias ocasiones, al igual que disponemos de bono regalo.
Consulte en nuestro centro sin compromiso.
Los tratamientos son siempre individualizados, adaptados a cada paciente y a su lesión.
En la primera visita, se hará una valoración, consistente en una entrevista donde el paciente expone su dolor y una serie de preguntas que nos ayudarán a llegar a un mejor diagnóstico y por lo tanto tratamiento. Se aportarán todas las pruebas complementarias que el paciente tenga (radiografías, resonancias magnéticas...), posteriormente se realizara una exploración y procederemos a tratar, siempre informando al paciente y resolviendo sus dudas.
En Clínica Conesa usamos diversas técnicas dependiendo de las necesidades de cada paciente.
Los tratamientos son completos, realizando masajes, estiramientos, movilizaciones, tratamientos de higiene postural y ergonomía, ejercicios domiciliarios, kinesiotaping o vendaje neuromuscular, terapias manuales tales como la osteopatía, terapia cráneo-sacral e inducción miofascial.
Todo realizado y supervisado por un fisioterapeuta y osteópata con una gran experiencia y una excelente formación.